XOCHIQUÉTZAL, diosa azteca de las Artes. Mujeres, Ciencia y Mitología.

By 9:12 , , , , , , , , , , ,

Belén Mariño
Antes de la creación de la mujer, lo femenino ya existía, pues existían las diosas.
Por Belén Mariño @blntab
#InfografíaMasMates
Mujeres, Ciencia y Mitología.


Xochiquétzal o Xochiquetzalli 

(en náhuatl: Xōchiquetzalli, ‘flor preciosa’ o ‘flor hermosa’‘xṓchitl, flor; quétzalli, hermoso o precioso’), en la mitología mexica es la diosa de la belleza, las flores, el amor, el placer amoroso, y las artes.

Es una de las dos diosas relacionada con la fertilidad de la naturaleza y la belleza, quizás por ello se le representa como madre de Centéotl o Cintéotl. Xochiquétzal, “flor preciosa”, nació de los cabellos de la diosa madre.

En los mitos de creación se menciona que fue mujer de Piltzintecuthli, hijo de la primera pareja de hombres: Cipactónal y Oxomoco. Con Piltzintecuhtli tuvo un hijo, Cintéotl, dios del maíz, y en otros mitos se cuenta que también engendraron a Nanahuatzin, quien se sacrificaría en el fogón divino para convertirse en el Quinto Sol, y a Xochipilli, dios de las flores y también conocido como dios del amor.

Ella vive en el noveno cielo, la región del viento de obsidiana itzeechecayan y es una diosa dual, es decir, tanto solar como lunar. Su carácter lunar se ve en el códice Borgia, donde alguna vez se le iguala con Tlazoltéotl. Se menciona que pasaba parte de su tiempo en el Valle de Huejucar lugar prodigioso donde ayudó a las tejedoras a crear un regalo enviado por los dioses al mundo a través de ellas, su carácter solar se ve en su representación como mariposa y su vestimenta el yacapapálotl o teocuitlayacapapálotl.
Códice Borgia, dibujado por Lacmabalam
Xochiquétzal y Tlazoltéotl


En el Códice Borgia, Xochiquetzal aparece siempre bellamente representada con sus atavíos distintivos: Un yelmo en forma de cabeza de quetzal, de la parte de atrás del yelmo sobresalen dos penachos casi perpendiculares, el ome quetzalli "dos penachos de plumas preciosas ", adornados por estilizadas mariposas de papel.

Lleva nariguera de mariposa, yacapapalotl hecha de turquesa y orejera de mosaico del mismo mineral. De esta última pende una gran gema. Sus vestidos son suntuosos, ricos en color lo que denota el trabajo de bordado, tejido y plumería del atuendo que consta de quechquemitl "manto con cuello", "especie de capa en forma triangular propia de la mujer", cueitl, y manto con cenefa de caracolillos que, seguramente, se sostenía al cuerpo por medio de graciosos cordeles combinados en rojo y blanco, rematados con flores.

Se presenta sentada sobre el icpalli con asiento de piel de jaguar, el cual simboliza el poder, la jerarquía, pero sobre todo a la madre que protege, que ampara.



La mayoría de la información que se tiene sobre las divinidades del pueblo mexica se conoce a través de las crónicas de fray Bernardino de Sahagún y fray Diego Durán, los evangelistas que llegaron al Nuevo Mundo tras la Conquista española. Ellos fueron quienes, en sus narraciones, explican las investigaciones y observaciones que hicieron sobre las diosas femeninas. 

¿Por qué las divinidades de estas culturas tienen tantas misiones? 

A pesar de ser conocidas, Xochiquétzal y Tlazoltéotl, sólo como las diosas del Amor y la Sexualidad respectivamente, los historiadores coinciden en que ambas deidades son responsables de la sexualidad, pero desde miradas diferentes y ninguna es en realidad la del amor. 
Nunca hablaron del sentimiento en concreto, quizá porque la idea del amor es algo culturalmente reciente. En las religiones prehispánicas, el sexo no se consideraba un tabú, al contrario del catolicismo, pues la sexualidad era algo divino y sagrado, Sahagún narró sobre cómo los mexicas la vivían y cómo las diosas incitaban el placer y perdonaban los excesos.


La leyenda de los volcanes

Xochiquétzal era una joven y hermosa mujer que había jurado amor eterno a un noble y orgulloso guerrero del ejército mexica, Popoca, el cual había ido a combatir al pueblo zapoteca.
Aprovechando la ausencia del guerrero mexica, un tlaxcalteca, vecino de la zona, pretendía a la joven quien hacía caso omiso. Y al saber de su juramento con el guerrero amado, le mintió asegurando que su amado había muerto en el campo de batalla.
Ante tan desgraciada noticia, a la joven ya todo le daba igual. Triste y desconsolada aceptó la compañía del tlaxcalteca y sus regalos, así como su petición de boda, aunque sabía que era morir en vida.
Un día, ensimismada en sus pensamientos, escuchó el alboroto formado por la multitud. Era debido a la llegada de los valientes guerreros que regresaban vencidos y cabizbajos,  excepto uno de ellos al cual reconoció de inmediato...Se dirigió a su marido acusándolo de mentiroso y escapando a correr por el lago de Texcoco.El guerrero mexica, Popoca, se enfrentó a su rival, dejando mal herido al tlaxcalteca y marido de Xochiquétzal.
Fue en busca de su amada a la que encontró muerta, pues su tristeza ante tal engaño no la dejó vivir más.El guerrero, llorando, cubrió el cuerpo de la bella mujer con flores.
La tierra se sacudió con grandes temblores, las nubes dejaron en penumbra el cielo y el miedo se apoderó de los habitantes de la zona.



Al amanecer habían surgido en el valle dos montañas nevadas: una, con la forma de una mujer recostada, cubierta de flores blancas, a la que se le llamó Iztaccihualt, que quiere decir mujer dormida; la otra, alta e impresionante, como arrodillado ante la anterior, a la que llamaron Popocatépetl, que se traduce por montaña que humea, ya que a veces suele escapar humo del inmenso pebetero.

En los días despejados de la ciudad de México, es posible verlos en la distancia, jurándose amor eterno.
Desde entonces, esos dos volcanes vigilan el hermoso valle del Anáhuac.

Se dice que el Tlaxcalteca murió cerca de su tierra. Convertido en volcán le llamaron Poyautecatl, que quiere decir señor crepuscular, y después Citlatepetl o cerro de la estrella. Su obligación y penitencia es observar de lejos a los amantes, que nunca podrá separar.




BLOQUES DE INFOGRAFÍAS PUBLICADAS:


VER ENLACE


Puedes dejar tu comentario, formulando preguntas, solicitando nuevos enlaces, ampliando información o sugiriendo mejoras. Seguro que tienes algo que decirnos...

También Te Puede Interesar...

0 comentarios

Puedes dejar tu comentario, formulando preguntas, solicitando nuevos enlaces, ampliando información o sugiriendo mejoras. Seguro que tienes algo que decirnos...